Cerveza de mostaza es la nueva experiencia a degustar. Exótica y especial, perfecta para conocedores

Dicen que lo que le da sabor a la vida, es la variedad. Incluso las cosas que más disfrutamos, o las personas que consideramos más imprescindibles para nuestra existencia, pueden llegar a hartarnos si las repetimos día tras días. Pero realizar esto de manera adecuada, requiere del esfuerzo de dejar nuestra zona de confort. Es cierto que lo mismo de siempre puede resultar cómodo y relajante, nunca vamos a descubrir nuevos gustos o crecer como personas si nos seguimos relacionando con lo mismo toda nuestra vida. 

@frenchsnz

Ir probando cosas nuevas, incluso superar prejuicios o aprender a disfrutar de sabores poco convencionales, es lo que caracteriza al camino de los amantes de la comida y la bebida. No a todos les gusta el pescado crudo del sushi, o los sabores agridulces de la comida característica del sudeste asiático. Pero una vez acostumbramos el paladar a estos gustos más exigentes, podemos descubrir que son un mundo de placer esperándonos para disfrutarlos. 

@frenchsnz

Ese principio también aplica para el mundo de las bebidas alcohólicas. Especialmente cuando hablamos de la cerveza, ese sabor amargo tan característico es algo que no tiene nada que ver con los dulces y salados que aprendimos a disfrutar durante nuestra infancia. 

@frenchsnz

Ahora, si ya el sabor de la cerveza es un gusto adquirido, ten por seguro que esta es solo el comienzo. ¿Qué tal suena mezclar ese sabor difícil, con otro igual o más complejo?

Oskar Blues Brewery

Hacer una cerveza desde la mostaza solo puede sonar a un mal chiste de un niño, al que le preguntaron qué era lo que le sonaba más asqueroso del mundo. No solo eso: de acuerdo a quienes la han probado, no es nada de mala. 

POPSUGAR Photography / Caitlin Gallagher

La clave está en que quienes la prepararon, se preocuparon de equilibrar el sabor principal, con otros igualmente exóticos. Preparada por French’s, la marca internacional de mostazas, junto a la cervecería de Oskar Blues Brewery, este extraño espécimen cuenta también con notas a lima, limón y clementina. Esos gustos más ácidos sirvan para que el sabor de la mostaza no golpee tan fuerte. 

Oskar Blues Brewery

Dicho eso, parece que también es un poco hostigosa. Quizás es algo que mejor conviene ir tomando de a partes, o compartiendo con un amigo. Quien sabe, en una de esas basta que pasen un par de años para que se convierta en la nueva sensación del momento.