fbpx

Cadena de favores: Rescató a una mujer y a su familia de un incendio. Ahora, ella le donará un riñón

Richard Migwans (54) es un sobreviviente. Conocido como «chief»(jefe), está acostumbrado a lidiar con situaciones de riesgo y enfermedades graves.

Hace unos años, por ejemplo, se vio afectado por una infección llamada Fascitis necrosante, también conocida como la «enfermedad carnívora» debido a que se extiende por el tejido celular subcutáneo y la fascia, produciendo una rápida necrosis tisular grave. Para superar esto, los doctores tuvieron que sacarle cerca de 90 kilos de carne infectada.

Richard Migwans

Si seguimos retrocediendo, hace unos 25 años, el entonces guardia de seguridad asistió a una familia que se encontraba atrapada en un incendio en su propio hogar.

Una de las sobrevivientes de ese incendio, ahora de 28 años, recuerda la hazaña de Richard. «Él ayudó a mi mamá a apagar las llamas y cenizas de mi casa. Lo recuerdo subiendo las escaleras corriendo, con toallas mojadas y agua, consolando a mi mamá».

Pixabay

Ahora, Richard enfrenta su más reciente desafío: Sus riñones están fallando y necesita un trasplante urgente.

Según sus doctores, sus riñones están funcionando a un 12% de su capacidad normal y ni siquiera el tedioso proceso de diálisis puede salvarlo: el trasplante es su única opción.

Y será la misma mujer de 28 años, quien prefirió mantenerse en el anonimato, quien le dará uno de sus propios riñones para que Richard, su héroe de la niñez, siga con vida.

«Ella llamó a mis padres y después ellos me llamaron. me contacté con ella y ella me dijo que no tenía que vivir con esto. Que me daría su riñón porque yo le salvé la vida y ahora ella quiere salvar la mía», afirma emocionado.

Pixabay

«Lloré, la vida es el mayor regalo que puedes dar», dijo el hombre.

Ambos viajarán al Hospital general de Toronto para la operación que ya fue aprobada pro los médicos de ambos luego de comprobar su compatibilidad.

Para cubrir los gastos de las operaciones y las estadías la comunidad de Richard ha configurado una página de donaciones GoFundMe con la esperanza de generar los 20.000 dólares que se necesitan.

Pixabay

«Es impresionante lo que la gente está dispuesta a hacer para ayudar a otras personas. Las palabras no pueden expresar lo que siento», concluyó un emocionado Richard. Parece que también superará este desafío.