fbpx

Bisonte ciego pasaba sus días solo hasta que un becerro le ofreció su amistad. Conoció la felicidad

Hace aproximadamente cinco años una bisonte ciega llamada Helen llegó a vivir a Santuario Lighthouse Farm en Oregon, Estados Unidos . Al principio su estadía fue complicada, le costaba socializar con sus compañeros. 

«Cuando Helen llegó por primera vez, era muy tímida y estaba un poco sola, así que tratamos de emparejarla con ‘amigos de pastoreo’ para que pudiera tener amigos, pero nadie realmente sincronizó con ella», dijo Gwen de Lighthouse Farm Sanctuary a My Modern Met. 

Lighthouse Farm Sanctuary

Pero los días de soledad de Helen estaban a punto de acabarse. Aproximadamente un año después, en el santuario rescataron a una vaca lechera llamada Betsy. Estaba preñada y al tiempo dio a luz a su hijo Oliver. “En el momento en que fue lo suficientemente grande como para ir a explorar, se aventuró al campo de Helen y su amistad fue casi inmediata”, contó Gwen.

Entonces la conexión surgió y Oliver le mostró lo que era el amor y comprensión que merecía a Helen. Aunque luce como una amistad muy improbable y extraña, la verdad es que formaron un vínculo inquebrantable. 

Lighthouse Farm Sanctuary

El instinto maternal de Helen se activó, y comenzó a cuidar de Oliver. El pelaje del joven ternero incluso comenzó a cambiar de color a medida que crecía combinando con el de ella.

A medida que su amistad florecía, la actitud de Helen comenzó a cambiar. Se veía realmente muchísimo más feliz. 

Lighthouse Farm Sanctuary

Helen y Oliver pasaron un año entero juntos , hasta que el ternero decidió que era hora de unirse al rebaño de vacas del santuario. Y no, Helen no volvió a la soledad. Su amistad con Oliver le dio la confianza suficiente para abrirse a otros animales. 

Uma, un lechón recién rescatado comenzó a visitar a Helen. Los nuevos amigos a menudo comparten comidas y se acurrucan juntos. 

Lighthouse Farm Sanctuary

Helen incluso se designó a sí misma como madre adoptiva para un nuevo becerro que el equipo de Lighthouse Farm rescató hace un año, llamado Italo. Pasan casi todo el día juntos. 

«Ver a Helen salir de su caparazón ha sido realmente increíble y estamos muy bendecidos de conocerla. Es el animal más amable, paciente y amoroso que hemos tenido el placer de conocer «, dijo Gwen.

Lighthouse Farm Sanctuary