Bebé chimpancé y bebé gorila son fotografiados jugando juntos. Se quieren sin importar diferencias

Este planeta está habitado por decenas de miles de especies, de distintas familias, formas y colores; si bien todo nuestro planeta está ordenado y jerarquizado —a veces no de la mejor forma—, las especies existentes se relacionan entre sí y aprenden del mundo a través de esos otros ojos.

Dicho esto, los invitamos a conocer esta bella historia de dos primates que si bien vienen de distintos lados, comparten sus días con cariño y curiosidad por el otro.

Michael Poliza

En una serie de fotografías hechas por el artista Michael Poliza, se ve a una cría de chimpancé y otra de gorila jugando y vinculándose en sus primeros años de edad, construyendo una relación de comodidad y diversión.

Michael Poliza

Los abrazos no escasean y son bastante comunes en este par de animales, que generalmente tocan un punto sensible en nuestras manifestaciones de ternura. Es increíble que todavía haya gente que crea que los humanos no venimos de los primates, quizás por eso nos conmueven tanto las imágenes.

Michael Poliza

Es difícil preguntarse si esta relación se mantendrá a lo largo del tiempo y con los chimpancés más crecidos, pero la ingenuidad y el compromiso que están mostrando desde sus primeros años de vida es suficiente para saber que el vínculo entre ambos es más fuerte de lo que podríamos creer.

Michael Poliza

Son muchos los padres que dicen aprender a hacer amigos gracias a las habilidades y la pureza de sus hijos, y este caso no es distinto. ¡Tenemos mucho que aprender de las bellas y genuinas relaciones entre los animales!