fbpx

Así luce el atractivo y joven novio de Helena Bonham Carter. Con 21 años menos, estaban destinados

Pareciera que Helena Bonham Carter se está mimetizando cada vez más con su personaje de Margaret en la famosa y aclamada serie The Clown. Es que por estos días nos ha sorprendido a todos con una vida bastante similar a la de la hermana de la reina Isabel II.

Aunque obviamente mucho más actualizada.

¿Será que está demasiado comprometida con la interpretación del papel?

Netflix

Recordemos que no solo consultó con un médium para obtener la aprobación de la difunda princesa Margaret, sino que además está viviendo algo como ella: está saliendo con alguien mucho más joven.

David M. Benett / WireImage, Hulton Deutsch

Mientras la princesa Margaret llevaba una relación de ocho años con Roddy Llewellyn, que era 17 años menor que ella, Helena está viviendo su propio romance con alguien 21 años menor.

Y definitivamente está consciente de la extraña coincidencia.

Pascal Le Segretain

Según The Times, Helena, de 53 años cree que es bastante extraño estar con Rye Dag Holmboe, de 32 años, pues suponen una diferencia de edad similar a la del papel que está interpretando en la serie.

Obviamente nada de este romance fue intencional, solo sucedió.

David M. Benett

¡Y se ven muy bien juntos!

David M. Benett

«Fue un momento extraño que pareciera tener una brecha de edad similar a la de ella, pero creo que habría sucedido interpretándola o no», dijo la ex de Tim Burton.

Es que definitivamente tiene sus razones para estar con él:

«Todos envejecemos a un ritmo diferente. Mi novio es increíblemente maduro. Es un alma vieja en un cuerpo joven, ¿qué más podría desear? La gente tiene un poco de miedo a las mujeres mayores, pero él no. Las mujeres podemos ser muy poderosas cuando somos mayores. ¿Por qué no podemos ser sexualmente y románticamente atractivos justo cuando nuestros óvulos están vencidos? En realidad es mucho más divertido porque estamos tan libres del terror, no hay consecuencia, todo es solo por diversión».

David M. Benett

Al menos sabemos que la princesa Margaret lo aprobaría.