8 Motivos que convierten a Snape en nuestro mago preferido de Harry Potter. Siempre lo recordaremos

Desde sus libros, a sus películas, hasta sus continuaciones, Harry Potter ha pasado de ser una historia mágica interesante, a convertirse en prácticamente una religión. La creatividad de JK Rowling nos paseó por distintos capítulos, todos ellos elaborados con la precisión de un relojero suizo.

La trama es rica y no solamente por Harry (interpretado por Daniel Radcliffe), ese niño de la profecía que iba a vencer el mal y traer paz a la escuela de hechicería, sino también por algunos personajes complementarios que la verdad, lograron ganarse un lugar importante en nuestro corazón.

Hay quienes prefieren a Hermione por la gran actuación de Emma Watson, pero en su mayoría todos se decantan por Severus Snape, encarnado por el ya fallecido Alan Rickman. El actor perdió la batalla con el cáncer de páncreas a sus 69 años, pero nos dejó a un personaje que alzaremos nuestras varitas para honrar por siempre. Acá las razones que convierten a Snape, en el mejor de la saga Harry Potter:

1. No hubo un doble agente como él en el Mundo Mágico

via GIPHY

Algunos trataron de hacer su labor, pero nadie se comparó. Snape daba la sensación de ser fiel al que no puede ser nombrado, pero siempre su lealtad fue para Dumbledore, incluso cuando le tocó hacer un gran sacrificio y ganarse el odio de todos.


2. La lealtad fue su bandera

via GIPHY

Quizá sin ser el más simpático, pero siempre le hizo caso a su corazón. Su amor a Lily Potter lo llevó a proteger a Harry cueste lo que cueste.


3. Aunque no parecía, siempre se ocupaba de Harry

Warner Bros. Pictures

No le importaba caerle bien, pero no dudó en intervenir para evitar que le hicieran daño, como cuando el profesor Quirrell quería sembrarle una maldición a Harry en el campo de Quidditch.


4. Un mago brillante

Warner Bros. Pictures

Era conocido como El Príncipe Mestizo, gracias a su inteligencia y su afán por ser el mejor.


5. La frialdad que a muchos magos le falta

via GIPHY

Su sentimiento no lo nubla de tener que hacer lo correcto. Era muy directo (algo cruel), y siempre hacia lo necesario.


6. Nunca dañó a los buenos estando con los malos

via GIPHY

Nunca atacaba de forma directa a los otros profesores, sólo hizo daño a Dumbledore, pero fue porque él se lo ordenó.


7. No le importaba lo que dijeran los demás

via GIPHY

Sentimental, pero se lo tenía muy guardado. Desde estudiante él hacía lo que quería o lo que le parecía adecuado.


8. Ocultaba buenas intenciones

Warner Bros. Pictures

Aunque aparentaba lo contrario, su amor a Lily lo mantuvo luchando por el lado correcto. Dentro de su dolor, comprendió a quien debía ayudar.


Siempre te recordaremos Alan Rickman, nuestro querido Snape.